domingo, 15 de octubre de 2017

Tanteando la montaña por Armeña

Aprovechando que Celia tenía unos días de fiesta y que teníamos pendiente el hacer una pequeña travesía por “sus montañas” nos pusimos la mochila llena de ganas de andar y salimos desde el refugio de Lavasar en dirección al Refugio de Armeña a pasar la noche.
Nada más bajar del coche nos dio la sensación de no estar en el monte, no había sitio para aparcar en el Refugio de Lavasar, había alrededor de 40 coches en los claros de hierba de alrededor, todos a visitar el afamado y vacío (como se nota que no llueve…) Ibón de Plan o Basa de la Mora...
En que dejamos atrás la senda del Ibón y continuamos por el GR15 dirección a la Colladeta del Ibón (2348m), punto más alto de la ruta, ya dejamos atrás la multitud y continuamos la ruta en solitario hasta el Refugio de Armeña.
Basa de la Mora escasa de agua llena de gente visitándola

Subiendo por praderas

Se acabó la hierba, paraíso de piedras
La ruta discurre en un principio por tramos de pradera alternados con pinar que desaparece a medida que ganamos altura para dejarnos en medio de un pedregal típico de la zona, pasada la Colladeta del Ibón ya solo queda dejarse caer hasta Armeña.
Ya queda menos para la Colladeta del Ibón

Celia
Una vez en el refugio coincidimos con una pareja de valencianos que llevaban idea de hacer al día siguiente Cotiella. Descansamos un rato, dimos un paseo por los alrededores y después hicimos algo de leña para calentar el refugio durante la noche. Preparamos unos fideos para cenar y bien fartos nos fuimos a dormir.
Truco, perro valenciano y Celia cruzando miradas

Posando junto al fuego, no lo miréis o os mearéis en la cama

Foto nocturna al refugio

Con estas vistas da gusto despertarse
Al día siguiente nos levantamos con hora recogimos los sacos, desayunamos y desandamos los que habíamos hecho el día de antes para volver al coche, la idea inicial era hacer las Peñas de las diez, once y mediodía, pero teníamos que estar en casa con hora por un imprevisto de última hora así que ya tenemos la excusa perfecta para volver…
Vuelta a caminar

En plena subida a la Colladeta del Ibón

Cordero desayunando leche fresca

Circo de Armeña y Cotiella a la derecha de la foto

Aprovechando los descansos para darle al boulder

De bajada a la Basa de la Mora

La Gran Diagonal al Pico de las Bruixas, tarea pendiente para un futuro no muy lejano esperemos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario