jueves, 11 de julio de 2019

Un 3000 para paliar el calor

4 de julio de 2019

Pico de Alba (3112m)

Otro día más en la pomada y en esta ocasión nos juntábamos los 4 fantásticos de Estadilla: Julio, Pinelo, Tris y el que escribe.
Julio llegando a la arista cimera con Salvaguardia, Portillón de Benás y Tuca de la Mina a sus espaldas
Salimos sobre las 8 de la mañana de nuestro campamento base en el Turpi y tras un breve calentamiento por asfalto hasta llegar a los Baños de Benasque, enfilamos por el pedregal que tantas veces hemos recorrido con los campamentos de Faustino hacia los Ibones de Alba, lo que en esta ocasión las pesadas mochilas cargadas de comida las habíamos cambiado por las ligeras de correr por el monte…
Rápidamente se acaba el llaneo por el pedregal, para enfilar la exigente subida junto a la Canal del Turonet, con algún paso protegido con cadenas, para llegar al prado bajo el Turonet, dónde agradecemos el pisar la fresca hierba y terreno más llano, claro… Poco nos dura el terreno favorable y enseguida vuelven las rampas para llegar en un momento al Ibón de Alba inferior, el cual bordeamos para ir en busca de los otros ibones de Alba.
En plena Canal del Turonet

Dejamos atrás el Ibón de Alba inferior
Se acaba lo bueno, ahora toca lidiar con grandes rocas, buscar el camino “bueno” e ir ganando altura poco a poco, dejando atrás los Ibones de Alba y ascendiendo en paralelo a la arista de los 15 Gendarmes al Pico de Alba.
Ya quedan atrás los Ibones de Alba, estamos más cerca de la cima...

Al fin llegamos a la Coma de Alba, dónde vamos en busca de una sencilla trepada hasta la misma cima del Pico de Alba, la cual alcanzamos después de un pequeño susto con una roca.
Pinelo y Julio recuperándose del susto y Tris con la roca a sus pies
 Una vez en la cima y tras haber repuesto fuerzas, nos vamos por donde hemos venido para ver si podemos llegar con buena hora a comer…
Foto de cima con Maladetas Occidentales tras nosotros
Arista cimera
El camino de vuelta es bastante más entretenido, y sin apenas pausas vamos deshaciendo el camino hasta llegar de nuevo a los Baños, dónde el hambre ya nos puede y cogemos todos los atajos que conocemos para llegar lo antes posible y comernos unos buenos platos de lentejas y albóndigas.
Qué ligeros bajamos

Por los prados
Resumen de la Ruta
Distancia: 13.4km
Desnivel: 1600m
Tiempo: 6h40min
Track en Wikiloc
Ruta

Perfil

martes, 9 de julio de 2019

¿Qué hay después de la Tuca del Mon?

2 de julio de 2019

Tuca del Mon, Pala la Uló, Tuca del Forau de Ixeia, Portillón de Grist, Ibón de Perramó, Ibones de Escarpinosa e Ibonet de Batisielles

Tuca del Mon desde Pala la Uló
Después de un buen almuerzo de huevos fritos con guarnición en el Llibrada, salimos mano a mano con Gil trotando suave por la avenida de los Tilos. Lo del almuerzo potente era porque lo que estaba por llegar era de traca…
Apenas llevamos 1km muy tranquilo por el canto del rio cuando lo del terreno cómodo se acaba y empezamos la subida, cogemos el itinerario de la ruta de los 3 barrancos para dejarla a nuestra izquierda cuando parece que empieza a suavizar y continuar con la subida. Cruzamos el barranco del Rallá y tras un tramo con menos pendiente cruzamos del de la Solarriba, dónde vuelve a ponerse serio el asunto y alcanzamos el Collado del Siso (2265m), ya hemos subido 1100m desde que hemos salido de Benasque en apenas 4,8km, y todavía queda tela por cortar…
Ya queda menos para la primera cima del día
Ya vemos la Tuca del Mon a lo lejos así que sin entretenernos demasiado vamos tirando hacia allí, y como vamos en plan explorador nos embarcamos por fuera del camino, alternando zonas de sencillas praderas por breves trepadas en roca.

Flor de nieve

Legando a la Tuca del Mon

Benasque desde la Tuca del Mon
En poco más de 2h 15min hemos llegado a la Tuca del Mon (2629m) aquí se acaba lo bueno toca tirar de pericia y seguir la ruta hacia la Pala de la Uló… Enseguida nos encontramos con el primer obstáculo del día, un sencillo destrepe, que nos cuesta un poco localiza, pero que pasamos sin mayor dificultad.
Tras un breve descenso, emprendemos la subida a la Pala de la Uló (2652m) por una empinada pala y hacemos cima sin mayor dificultad, enlazando rápida y sencillamente con la Tuca del Forau de Ixeia (2649m).
En pleno destrepe
Tras hacer cima emprendemos muy felices el descenso para ir en busca del “camino” al Portillón de Grist, que nos damos cuenta que hemos bajado demasiado, así que nos toca recular e ir en busca de la arista que va hacia las Tucas de Ixeia.
Este quizás sea el tramo más delicado de la ruta, dónde hay que afinar muy bien el paso para no acabar enriscado, y tras un paso de media ladera ya vemos el Portillón de Grist, al cual llegamos sin mayor dificultad, y tras él, aparece una impresionante panorámica con el Perdiguero de fondo.
Dejamos el Portillón atrás y emprendemos la bajada al Ibón de Perramó alternando tramos de grandes rocas con algún que otro nevero. Al llegar al Ibón de Perramó aprovechamos para rellenar agua y seguimos la ruta por la sencilla bajada a los Ibones de Escarpinosa.
Cruzando neveros con el Pediguero de telón de fondo

Descenso por nevero cerca del Portillón de Grist

Descenso a Ibón de Perramó
Tras no cruzarnos con nadie desde que saliéramos de Benasque, desde Escarpinosa, ya vemos más gente y la ruta se vuelve más corredera, por lo que rápidamente alcanzamos el ibonet de Batisielles y de allí en apenas 30min llegamos al aparcamiento de Estós, dónde ya habíamos dejado un coche de apoyo.
Ibones de Escarpinosa

Ibonet de Batisielles con Portillón de Grist al fondo
Resumen de la Ruta
Distancia: 17.2km
Desnivel: 1738m
Tiempo: 6h20min
Track en Wikiloc
Ruta
Perfil

domingo, 7 de julio de 2019

Más allá de las carreras

30 de junio de 2019

Pico Paderna (2627m)

El día anterior a esta salida, había participado en la Maratón del Sobrarbe, en la cual, debido a las previsiones de altas temperaturas se decidió por parte de la organización, de forma muy acertada, modificar el trazado de todos los recorridos. Lo cual supuso para mi pasar de un recorrido muy apetecible y divertido a una maratón con los 25km iniciales prácticamente llanos, que no me atraía lo más mínimo… Aún con todo decidí acudir a la línea de salida sin mucha motivación y probar a ver qué pasaba. Resultado, me retiro en Saravillo en el km 34 de carrera, otra vez será, que se puede ir siempre que uno quiera, con menos calor y más tranquilamente.
Cambiamos de valle y al día siguiente de la Maratón del Sobrarbe, nos plantamos con mi hermano en los Llanos del Hospital de Benasque y emprendimos la corta e intensa subida al Pico Paderna por el recorrido invernal de los Tubos de Paderna.
Foto de cima con Maladetas al fondo
A las 9:30 salíamos del párking, y tras recorrer los primeros metros por asfalto, comenzamos la subida por el tubo inferior, tras el cual llega un breve descanso en falso llano para enlazar con el superior, más inclinado todavía.
Salidos del tubo superior, desaparecen por completo los árboles y se abre ante nosotros el Vallón de la Plleta de Paderna, desde el cual ya podemos ver claramente el Pico Paderna en un primer plano y en el fondo 3000’s de la talla del Pico de Alba, Sayó, Mur, Delmás…
Ya se ve la cima
Cruzamos el valle y emprendemos la subida final a cima por la inclinada y herbosa pala somital, para llegar a cima en poco más de 1.5h.
Joaquín en las rampas más duras
Tras un breve descanso, disfrutar de las vistas, realizar alguna foto y comer algo, emprendemos la bajada, en dirección al Collado de Paderna, enlazar con la ruta de subida más abajo y bajar tranquilamente hacia el Hospital de Benasque y llegar con tiempo de sobra para comer un buen plato de lentejas en el campamento de Faustino junto al hotel Turpi.
Vistazo a las Maladetas, aún guardan nieve

Salvaguardia, Portillón de Benas y Tuca de la Mina

En el tubo superior de Paderana

Resumen de la Ruta
Distancia: 8.5km
Desnivel: 900m
Tiempo: 3h
Track en Wikiloc
Perfil

Ruta

miércoles, 26 de junio de 2019

Entre puertos

22 de junio de 2019

Ruta circular del Puerto de Urdiceto al Puerto de la Madera

Vistazo a Peña de Millarioux desde Peña Millaris
 Ya llevaba tiempos dándole vueltas a la cabeza para hacer esta ruta que une tres de los puertos que dan acceso al Bal de Chistau desde Francia, y de paso fotografiar los mojones fronterizos que en ellos se pusieron en el Tratado de límites de Bayona de 1862.
Con una hora prudente emprendo la marcha en el desvío del camino de Lisier, siguiendo el GR-11, llegando rápidamente al Plan de los Carlistas, dónde llega el primer descanso del día al Barranco de la Basa desde las Collás, y una vez cruzado el barranco vuelta a la subida, pasando por la Cabana de pastores de Sallena.
Plana de los Carlistas

Cabana de Sallena con Suelza al fondo 
Pasada la Cabana de Sallena, me adentro en un pequeño tramo de pinar en el que se agradece la sombra dirección a Es Montarruegos, eso sí, sin parar de subir. Salidos del bosque ya se ve a lo alto la cima de As Tres Güegas, dónde en breves llegaré. Tras un par de tramos de bajada, con sus respectivas subidas después llego al collado de Urdiceto, dónde hay una cabaña en muy buen estado que puede sacarnos de más de un apuro.
Sigo durante un breve tiempo la pista que sube al ibón de Urdiceto, hasta desviarme de ella en dirección al puerto de Urdiceto, al cual llego en poco más de 1h45min, no está nada mal, para la subida que he dejado atrás, rápidamente localizo la muga 326, la fotografío y tras disfrutar de las vistas un rato decido emprender la marcha.
Con estas vistas da gusto correr

Llegando al collado de Urdiceto

Muga 326 en el Puerto de Urdiceto
 Desde el puerto de Urdiceto barajo dos opciones para llegar al puerto de Plan, bajar a Francia y llegar al puerto por los valles que hay sobre el circo de Rioumajou o seguir la arista en dirección al pico de As Tres Güegas para una vez allí continuar la arista en dirección NE.
Me decanto por la opción B, que ya de primeras se pone cañera, con un delicado tramo con bastante patio hacia Francia y un trazado entretenido por el lado español, con alguna sencilla trepada, tras esto la cosa se vuelve más humana y ya “solo” es caminar-correr.
En 20min he llegado a la cima de As Tres Güegas, que por cierto vaya vistas que tiene, tras otro rato de contemplación empredo la marcha hacia el puerto de Plan por terreno sencillo y corredero y en otros 20min me he plantado en él, dónde también localizo su correspondiente Muga, la 327, la fotografío y aprovechando que la cobertura móvil ha hecho acto de presencia doy señales de vida y pongo rumbo al útlimo puerto del día, el de la Madera, no sin antes sumar 4 cimas más…
Vistas hacia Rioumajaou

Ya queda menos para la cima

El camino a seguir desde as Tres Güegas es bastante claro y espectacular

Vistas a Rioumajou

Vistas hacia Urdiceto desde as Tres Güegas

Selfi en la cima de as Tres Güegas con Ibón de Urdiceto y punta Fuesa

Muga 327 en el Puerto de Plan
 Nada más salir del puerto de Plan se llega a la Tuca de Montarruego, desde la cual ya se divisa Pena Blanca, así que vamos para allí. Desde Pena Blanca, hago un breve descenso para ponerme en las empinadas palas de la Peña Millarioux, a la cual llego sin problemas, e intento buscar una trazada para no tener que desandar mis pasos, pero es muy escaprado hacia el puerto de la Madera como para bajar, así que toca recoger cable, volver por donde he venido y rodearla por la vertiente francesa, que es un pedregal de cuidado… Desde allí se pasa por una supuesta cima llamada Millaris y ya en escasos metros está en puerto de la Madera.
Llegado al puerto de la madera, busco la muga 328, la cual encuentro y le hago su foto de rigor.
Vistazo rápido a picos de la Pez y Bachimala

Puerto de la Madera (izquierda) y Culfredas 

Muga 328 en el Puerto de la Madera
 A partir de aquí queda lo más fácil del día, la bajada, además esta bajada es entretenida, dónde me encuentro con las primeras personas desde la plana de los Carlista y en menos que canta un gallo me planto en el Vado de Bachimala y en poco más en Tabernés, donde me encuentro con Maribel y mi Madre que estaban de ruta con la bici, tras parar un rato bajo hasta el camping del Forcallo dónde les indico dónde está el puente para bajar por el otro lado del rio y continuo con la marcha hasta llegar al coche y cerrar el círculo de la ruta en 5h 30min. Creo que es buen entreno para lo que me espera este sábado en la Maratón del Sobrarbe y sino pues eso que me llevo, que he disfrutau como un crio de la ruta.
Con mi madre en Tabernés
UN POCO DE HISTORIA DE LA FRONTERA
Breve introducción
En las provincias de Huesca y Lleida la frontera discurre por las cumbres más elevadas del Pirineo. Salvo el Val d’Aran y otras contadas excepciones, la divisoria principal de aguas o la línea de crestas, una denominación habitual en los tratados, será la que ejerza la función demarcatoria. Se colocaron mugas en los collados y zonas de paso más importantes para informar a los transeúntes del cambio de un Estado a otro, lo que explica las bajas densidades de señales fronterizas existente en la zona. Ello no implica, sin embargo, que no hubiera relación entre las poblaciones de ambas vertientes. Existe la opinión de que ésta era más intensa que las relaciones entre la parte alta del valle con el piedemonte. Lo que si impone la altura es el tipo de aprovechamiento económico que se puede esperar del medio, que queda circunscrito al pastoreo y al comercio. Por lo tanto, a pesar de no quedar reflejado en el trazado de la raya fronteriza, en el Tratado de Límites de 1862 y sus Anejos de 1863 se recogen múltiples disposiciones sobre derechos de pasto, de abrevamiento y de paso fruto de una larga e intensa tradición facera.

Extracto del acta de amojonamiento de la frontera internacional
En cumplimiento de lo estipulado en el artículo 8.0 del Tratado de límites, firmado en Bayona el 11 de abril de 1862, los Plenipotenciarios de España y Francia, auxiliados por D. Ángel Álvarez de Araujo, Teniente Coronel de Estado Mayor, Caballero de hábito de Santiago y de la Real orden de San Hermenegildo, Comendador de la de Carlos III, y D. Juan Pacheco y Rodrigo, Capitán de Estado Mayor, nombrados por una parte, y el Sr. Barón Pedro Gustavo Gulot, Comandante de escuadrón de Estado Mayor, Caballero de la orden Imperial de la Legión de Honor, y el Sr. Pedro Antonio Bruno Boudet, Capitán de Estado Mayor, Oficial de la orden Imperial de la Legión de Honor, nombrados por otra parte, han procedido, con asistencia de los delegados de las Municipalidades españolas y francesas interesadas, a la determinación definitiva y amojonamiento de la línea divisoria internacional entre las provincias españolas de Huesca y Lérida y los departamentos franceses de Bajos y Altos Pirineos, Alto Garona y Ariege.
Las señales de límites consisten en piedras de término prismáticas de 80 centímetros de altura y base cuadrada de 50 centímetros de lado, y en cruces de 20 centímetros, de cuatro brazos iguales, grabadas en peña firme. Tanto unas mugas como otras están marcadas con un número ordinal empezando por el número 273 que sigue inmediatamente al último del acta de amojonamiento aneja al Tratado de límites de las provincias de Guipúzcoa y Navarra con el departamento de los Bajos Pirineos, firmado el 2 de Diciembre de 1856.

En el Bal de Chistau
De acuerdo a la memoria presentada por la parte española en la 21 sesión de las reuniones de la Comisión Mixta de Límites acerca del tramo correspondiente a Huesca y Lleida (31 de marzo de 1859), el Valle de Chistau confronta con los valles franceses de Aure y de Louson y estos fronterizos consideran como límite la cumbre de la cordillera no teniendo disensiones ni terrenos de uso común.
En el caso del Bal de Chistau su amojonamiento es el siguiente:
  • Muga 326 - Cruz 50 metros al Oeste del puerto de Urdiceto.
  • Muga 327 - En el puerto de Plan o de Rioumajou, cruz en el Occidente y al lado del camino que da fácil tránsito entre los valles de Gistain y de Aure.
  • Muga 328 - Cruz a 20 metros al Oeste de la senda del puerto de la Madera o de Cauarére.
  • Muga 329 - Cruz en la cara occidental de la brecha que forma el dificultoso puerto de la Pez.
  • Muga 330 - Cruz en el puerto de Claravida.

Resumen de la Ruta
Distancia: 25.6km
Desnivel: 1580m
Tiempo: 5h30min
Track en Wikiloc
Perfil

Ruta
Texto relativo a las fronteras extraido del libro "Historia del deslinde de la frontera Hisapano-Francesa, del tratado de los Pirineos (1659) a los tratados de Bayona (1856-1868)" de Joan Capdevila i Subirana