miércoles, 27 de febrero de 2019

Sesques, la montaña solitaria

21 de febrero de 2019

Pic de Sesques (2606m)

Lespetouse y su arista
Ya llevaba mucho tiempo poniendome los dientes largos Gil con la ascensión con esquís al Pic de Sesques, y cuando me propuso de hacerlo, ni lo dudé.
Así que el pasado jueves 21 de febrero nos pusimos manos a la obra Gil, Javi y un servidor, y poco más tarde de las 9 de la mañana ya estábamos puestos en la pomada con los esquís calzados a escasos 10m del coche por la pista de Séberry. Tras unos 3km bastante llanos alternando tramos de esquí y de porteo, y tras pasar el Col d’Arrás y casi llegar a la Borde de Rouglan por el camino de Sescoué encaramos ya la subida en serio por el hayedo de l’Esterous, por una nieve bastante cambiante, endureciendo a medida que ganamos altura.
Camino de la Borde de Rouglan

Buscando camino entre nieve y helechos

Progresando en el hayedo de l'Esterous
Nada más salir del hayedo ya vemos las cabañas de Licoué, que dejaremos a nuestra izquierda para ir en busca del Col de Moustis, por las “pentes raides”. Una vez a los pies de la pared y con el Mailh de l’Ousquère a nuestras espalda buscamos el único paso posible, sobre una escupidera con una caída de 40m, que tras superarlo, algunos con más soltura que otros, nos deja en un paisaje espectacular en el que deja de correr el aire y haciéndonos sudar más de la cuenta. Vamos ganando altura poco a poco bajo la mirada del Lespetouse (2376m) y Moundaut (2512) a los que con relativa facilidad vamos dejando abajo para que a un escaso kilómetro de nuestro objetivo del día, lo vemos aparecer, qué escondida está esta cima, la cual no se ha dejado ver hasta prácticamente alcanzarla. 
En la pala somital del Pic de Sesques tenemos disfrutamos de una excelente panorámica del Capéran de Sesques, el Midi d’Ossau y el Mondaut a un lado y a nuestras espaldas la cima de Lespetouse y su arista.
En plenas pentes raides

Buscando el paso en el Col de Moustis

Gil abriendo huella en pendientes fuertes
Capéran de Sesques algo oculto, Midi d'Ossau y Pic de Mondaut 

Servidor con Capéran de Sesques y Midi d'Ossau al fondo 
Al fín llegamos a la cima, hacemos fotos de rigor y sin perder tiempo empezamos el descenso por una fabulosa nieve, tras una parada para echar un bocado más abajo y poco despúes llegamos a las cabañas de Licoué dónde aprovechamos para rellenar las cantimploras a la par que ponemos pieles de nuevo para afrontar una breve subida. 
Javi y Gil en la cima con el Midi d'Ossau al fondo

Lac de Isabe congelado en el centro de la foto

Gil encarando la bajada con una espectacular panorámica

Javi en sus primeros giros

Gil y Javi en acción

Buscando la bajada buena a las Cabanes de Licoué
En un momento nos toca volver a quitar pieles y bajar al fondo de barranco por una bajada que nos sabe a poco dónde ya toca la última subida en dirección al Col de Loumet, buscando la zona menos expuesta al riesgo de aludes entre el arbolado alcanzando la cima cercana al Col de Loumet, cogemos aliento y para abajo por el bosque de Loumet, con una empinada salida por una pendiente de alrededor de 50º hasta entrar en el laberinto del bosque, dónde Gil nos va guiando para salir a una zona aparentemente quemada.
Javi pasando bajo un pino partido

Saliendo del bosque de Loumet
A partir de allí nos toca ir buscando camino entre lenguas de nieve por prados para finalmente sacarnos los esquís a escasos 200m del coche. Tras 8.5h de nieve damos por finalizada una estupenda jornada de esquí dónde lo único que nos hemos encontrado han sido las huellas dejadas por Javi 2 semanas atrás en determinadas zonas. Vaya zona más solitaria y a la vez tan bonita esta de Sesques, sin duda para repetir cuando sea, eso sí, con expertos en la zona, ya que es muy fácil errar en la elección del itinerario y pegarse una buena embarcada.
Apurando las últimas lenguas de nieve

Merecida cerveza al final 
Resumen de la Ruta
Distancia: 17.85km
Desnivel: 1866m
Tiempo: 8h30min
Perfil

Ruta

miércoles, 13 de febrero de 2019

Paseo por el fondo de valle

10 de febrero de 2019

Ruta circular por la ribera del Cinqueta

Después de pasar el sábado por la mañana con las escuelas de escalada de Montañeros de Aragón en el rocódromo de Alquezar y la tarde de ronda en el carnaval de Chistén, el domingo tocaba hacer un poco de bondad y salir al monte a dar un paseo, que después de las nevadas caídas días atrás casi era un pecado no salir. Así que sin madrugar demasiado avanzo con el coche por la pista de la rivera del Cinqueta hasta donde me deja llegar la nieve, lo orillo a un lado del camino y a partir de ese punto me calzo los esquís, y empiezo con una particular ruta circular, que no es muy común hacerla foqueando, que para sacarse las ganas de monte es más que suficiente.
Vistas hacia Viciele desde las Fontaciellas
Tras un breve tramo alternando nieve con algún pequeño tramo ya pelado, en el Grau me calzo los esquís y ya no me los voy a sacar hasta llegar allí de vuelta. La idea inicial es subir al refugio de Viadós por la pista que se sube habitualmente en verano con coche, pero cuando llego a las Fontaciellas se me ocurre que puedo hacer la ruta circular subiendo hasta el refugio de Es Plans por la pista de la Selva de San Juan, por la otra margen del Cinqueta. Esta variante no supone alargar la ruta nada, pero así no se repite la ruta de subida y bajada conviertiéndola en una interesante circular. Por la Selva de San Juan se nota que es una zona que no recibe tanto sol como la pista principal de Viadós, manteniendo mucha más nieve y en mejor estado.
Selva de San Juan
Pequeño arroyo junto camino
A lo largo de la ruta me encuentro huellas en la nieve de muchos animales, y alguna que otra ardilla despistada por la nieve.
Refugio d'es Plans ¿O es la casita de Blancanieves?
En poco menos de una hora llego al refugio de Es Plans, cruzo el puente para salir al camping del Forcallo y a partir de allí las huellas de raquetas que marcaban el camino desaparecen y me toca abrir huella hasta las bordas de Viadós. ¿Acaso era yo el primero en subir desde que cayera la última nevada?
La cara norte de Fubillons hacia Monzarro guarda bastante nieve
Siguiendo lo que en verano es el GR-11 rápidamente llego al refugio de Viadós, toca transición y bajo por la pista hasta poco abajo del campamento de Virgen Blanca, dónde la nieve pesada y la pendiente no ayudan a deslizar, por lo que toca volver a poner pieles y seguir con el camino de vuelta. En un momento llego al Grau, dónde toca quitarse los esquís y me encuentro con un grupo de locales del valle que también venían de hacer una salida con raquetas y esquís y bajo con ellos hasta el coche, dónde doy por finalizada la salida.
Vistas hacía las Espadas y el Posets desde el Refugio
Resumen de la Ruta
Distancia: 12.5km
Desnivel: 356m
Tiempo: 2h31min
Track en Wikiloc
Ruta