martes, 1 de septiembre de 2020

Duquesa Esmeralda

 21 de agosto de 2020

Apurando las horas de Sol

Con Félix

Habíamos quedado para escalar un rato la tarde del viernes, en un principio íbamos a la vía Frixis, pero Félix me propone hacer la Astérix o Duquesa Esmeralda que le han comentado que son más bonitas. La Astérix yo la he realizado en varias ocasiones, pero no me importa repetir, aunque puestos ha hacer algo nos decantamos por Duquesa Esmeralda, novedad para ambos.

Félix en el primer largo

Nos plantamos a pie de vía y me dispongo a abrir el primer largo, pero rápidamente veo que no es mi día, así que le paso el testigo a Félix, que siempre va en modo Dios escalando.

  • Largo 1 (40m 6a) - Se arranca por una fisura con un parabolt bastante alejado, por lo que colocamos un friend intermedio. Tiene un paso extraño y luego ya desde una pequeña repisa se van encadenando varios pasos duros pero con buenos seguros. Al final ya va suavizando hasta llegar a la primera reunión.
Para el segundo largo lo vuelvo a probar, pero no lo veo claro en la travesía lateral y es de nuevo Félix que se lo curra, ya hasta el final de la vía.
  • Largos 2 y 3 (20m V y 10m V+) - Empalmamos los dos largos. Se arranca en una travesía lateral a izquierdas con un único clavo y poco dónde asegurarse para empezar a ganar altura y volver hacia la derecha. Pasamos la R2 de largo y enlazamos con un tercer largo que tiene una salida cabronceta antes de la R3.
Finalizando el largo 3

  • Largo 4 (40m 6a) - El más chulo de toda la vía, que discurre por un diedro cosido a seguros y que en caso de duda aún nos permite protegerlo todavía más poniendo friends. Son todo buenos cazos, aunque yo salí reventado del famoso diedro...
Saliendo del diedro del 4º largo

  • Largo 5 (55m V) - Empezamos con una travesía a derechas bastante guarra para enlazar con una fisura muy chula, donde se encuentran los pasos clave del largo, para luego suavizar hasta la reunión.
En el largo 5 se nos echa la noche encima, dejándonos pendiente el largo 6 y escapando por la ferrata hasta el mirador de Olvena, dónde llegamos alucinando con lo chula que es la vía y con ganas de más, otro día, claro...
Reseña
Reseña


No hay comentarios:

Publicar un comentario