viernes, 30 de octubre de 2020

Quadrophenia (6a+ 145m)

 29 de octubre de 2020

Dónde la ópera rock de "The Who" se convierte en escalada

Con Félix

Félix en la R2 mientras abro el largo 3
Llegamos pronto por la mañana a Ligüerre, está todo tapado por la niebla y dejamos el coche nada más cruzar el puente sobre la cola del pantano de El Grado. Cogemos todos los cacharros y nos aproximamos al pie de vía, primero ganando altura entre arbustos hasta situarnos a los pies de la vía "Nunileta", dónde nos vestimos de guerreros de la roca... Allí, ayudados de una vieja cuerda fija y unas clavijas nos situamos sobre la repisa de la que parte nuestra vía: Quadrophenia, con un grado máximo de 6a+ y unos 145m, repartidos en 4 entretenidos largos.

Al final la niebla se retiró y nos dejó un fabuloso día
  • Largo 1 (V+): tengo el honor de abrir el primer largo en esta vía, pro un largo que sin ser extremadamente difícil me hace sudar para sacarlo adelante, la mente muchas veces me juega malas pasadas... La vía tiene tendencia a irse hacia nuestra derecha a medida que vamos ganando altura hasta llegar a la R1 sobre una cómoda repisa.
Llegando a la R1

  • Largo 2 (6a+): Turno de Félix, el hombre fuerte de la cordada, empieza con un pequeño paso algo extraplomado entre sabinas, pero bien protegido, para posteriormente hacer una travesía a izquierdas bastante guarra entre la maleza hasta llegar a un diedro con buenos agarres para llegar a la R2 por una placa con buenos agarres.
Sacando el paso "chungo" de la vía

  • Largo 3 (V): El más majo y disfrutón de la vía, con los pasos clave bien protegidos y una roca de 10, discurriendo por placas con pequeñas lajas y fisuras para progresar por la vía.
  • Largo 4 (IV): Un pequeño trámite para llegar a la repisa dónde se encuentran los rápeles para descender. Félix no desaprovecha la ocasión y se entretiene a cacharrear con friends.
Cola del embalse de El Grado entrando al estrecho del Entremón

Para el descenso nos situamos en la última reunión de la vía "Himawari", en una sabina y descendemos en 2 rápeles hasta la repisa sobre la que se encuentra la R1 de nuestra vía. El más largo de los rápeles hace unos 55m. Desde la repisa salimos a pie por un confuso sendero hasta llegar a la carretera de nuevo.

Reseña general del sector
Croquis de la vía


domingo, 25 de octubre de 2020

Peña Montañesa (2295m), por Arista Norte

17 de octubre de 2020

Escalando a la sombra

Con Cristóbal, Jairo y Pablo
Siguiendo los pasos de la cordada formada por Hermenegildo Carreté y Alberto Font (C.E.C.), artífice de la primera ascensión a la Peña Montañesa (2295m) por la Arista Norte, en 1957, nos pusimos en marcha en busca de la nuestra partiendo de "La Collada" a 1548m.
Curiosas formas sobre la roca
La aproximación a la arista la hacemos siguiendo el camino de ascenso normal por la vertiente norte a la Peña durante 1km para girar nuestro rumbo al O en busca de la arista, la cual alcanzamos fácil y rápidamente.
Primeros compases de la arista
Aunque se trata de una vía de baja dificultad, esta arista es aérea, con una piedra muy delicada y sin equipar, salvo una clavija dejada por los aperturistas y una reunión equipada con 3 clavos en posteriores repeticiones.
La Collada, Peña Solana, Punta Lierga y Bachimala en último término
La ascensión es fácil hasta llegar a una colladina entre la arista y la pared E. Aquí empieza la dificultad, varias canales paralelas se dibujan en la pared E. Superados los primeros 60m (III), hay un viejo pino muerto adherido a la pared ideal para montar la reunión. Emprendemos la parte más delicada de la ascensión (IV+) dónde hay colocado un viejo clavo de la primera ascensión.
Cristobal abriendo vía

Turno para Jairo

Pablo negociando el paso chungo
Pocos metros más arriba, por un paso horizontal hacia la derecha alcanzamos otra canal, que nace en el vacío. Por oposición y con pequeños agarres para las manos, superamos la superficie lisa y áspera del calcáreo, trepando hasta hallar una piedra empotrada en otra naciente canal. 
3 clavos de los 4 que hay en toda la vía

Posando para la prensa
Alcanzamos una nueva reunión equipada con 3 clavos. Superamos una canal con roca delicada en precario equilibrio (IV) hasta salir a una pequeña plataforma dónde montamos una reunión. 
Pablo con el valle del Cinca a sus espaldas

Corona de rey (Saxifraga longifolia)

Continuamos avanzando siempre por la pared E y tras otros pasos comprometidos (III), se alcanza de nuevo la propia arista, por la que se sube (II) hasta cerca de la cumbre, a la cual llegamos fácilmente tras 4h de escalada. El descenso lo realizamos por la vía normal N, de gleras, hasta llegar a La Collada.
Equipo en la cima

Bajando por las gleras

Más gleras

Resumen de la Ruta
Distancia: 4.5km
Desnivel: 751m
Tiempo: 7h30min
Track en Wikiloc
Reseña


sábado, 10 de octubre de 2020

Las Gralleras de Estadilla

 3 de octubre de 2020

En las entrañas de la Sierra de la Carrodilla

Con Jairo
Curiosas formas
En un día de perros nos decantamos por no irnos muy lejos y ponemos rumbo a la sima de "Las Gralleras", en plena Sierra de La Carrodilla. Podemos llegar con el todoterreno hasta escasos 50m de su pozo de entrada.
Vamos para abajo!
Nos aproximamos a pie con todo el material necesario hasta la entrada del pozo y sobre unos tacos de unos viejos spits anclamos la cuerda para realizar el descenso de los 25m del primer pozo.

Al fondo de este pozo encontramos un montículo de guano resbaladizo procedente de las aves que anidan en esta cavidad.

Llegando al fondo del primer pozo, sobre el guano

Montamos un pequeño  pasamanos para evitar sustos y continuamos unos 6m hasta llegar a una zona equipada con cuerdas fijas que nos permiten continuar con fluidez el descenso de la sima. Rapelamos unos 5m y sobre un pozo vamos avanzando en oposición hasta situarnos sobre un nuevo rápel de 20m que nos deja en una estancia estrecha con preciosas formas producidas por la deposición de la cal del agua sobre las paredes de la estancia. En la base de este pozo, llena de piedras en precario equilibrio que nos hacen avanzar con cautela vamos encontrando a nuestro paso huesos de desafortunados animales caídos en la sima.
No estábamos solos...

Más metros de cuerda

Caprichosas figuras

Bajando otro pozo

Banderas

Restos de desafortunados animales
Cuanto más descendemos, más estrecha se hace la galería y el paso se nos va complicando. Finalmente llegamos a un pozo vertical por el que apenas puede pasar un persona, que una vez superado nos deja en el libro de firmas depositado años atrás y con escasos registros para los años que lleva allí a la espera.
Que justico se pasa

Libro de firmas

Sin entretenernos emprendemos el camino de vuelta a la superficie, deshaciendo nuestros pasos, en donde la mayor dificultad la encontramos al salir a la superficie, que exige tener algo de fondo físico para remontar la cuerda.
Remontando cuerda para salir del pozo


Croquis